jueves, 9 de octubre de 2008

Biografía de grandes amantes

Gabrielle Bonheur mejor conocida como Coco Chanel.

Nacida en un hospicio de Saumur, el 19 de agosto de 1883. Hija de un humilde vendedor, tuvo una vida muy dura por sus primeros años de infancia junto a sus cuatro hermanos, ya que perdieron a su madre murió víctima de tuberculosis cuando ella tenia apenas 6 años y el padre se desentendió de ellos enviándolos con dos tías que tenían un orfanato en el condado de Auvergene.

Con las tías, aprendió a coser y manejar el hilo y la aguja con gran habilidad, a los 17 años, las monjas del orfanato de Aubazine le consiguieran un empleo como costurera.


Fue en un cabaret en 1905 donde con una forma de vida bastante libre, decide introducirse en el mundo de la canción (su apodo procede de su interpretación del estribillo “Qui a vu Coco dans l’Trocadéro?”), aun que también se dice que es porque Coco diminutivo de mascota, se lo debe precisamente a la actitud sexual sumisa en el ejercicio de la prostitución.

De la mano de uno de sus primeros adinerados amantes partió a París, Chanel trabaja con Lucienne Rabaté, uno de los modistos más célebres de la época, y en 1909 abre, con el nombre de Chanel, una sombrerería en el bulevar Malesherbes donde rápidamente abrió su primera tienda de sombreros, Modas Chanel. Siempre apoyada económicamente por sus clientes de cama, En 1912, con ayuda de su compañero, el británico Alfred Capel, quien le ayuda a desarrollar su actividad, inaugura un salón en el número 21 de la calle Cambon. Un año más tarde se instaló en las localidades que frecuentaban los ricos de Deauville y en 1915 otra en Biarritz. La clientela de estas boutiques estará formada por la sociedad elegante que se había refugiado durante la I Guerra Mundial en estas dos estaciones termales. En esta época Coco Chanel empieza a descubrir algunos de los elementos que constituirán la originalidad de su estilo. Así, por ejemplo, comienza a utilizar el punto (tejido inarrugable limitado hasta el momento a la confección de prendas interiores) para crear vestidos sencillos y prácticos cuya estética está inspirada en los trajes marineros. En 1920, trasladó a París, en la Rue Cambon, su primera Casa Chanel.

Guiada por su espíritu libertario no tuvo complicaciones para vincularse con adinerados hombres de la sociedad europea ni con estrellas del cine. Ocultó además celosamente su humilde pasado mintiendo sobre sus orígenes.

Fue el playboy Etienne Balsan quien la colocó con su tienda de sombreros, pero su vínculo con el amigo de éste, el socialité y jugador de polo inglés Arthur "Boy" Capel, fue el que posibilitó su despegue. Chanel, se enamoró perdidamente de Capel y se escapó con él.
Chanel nunca se caso con Capel y este se casó por conveniencia y debido a su origen judío con otra mujer de alta alcurnia, pero mantuvo a Chanel como amante.

Este murió tempranamente en un accidente automovilístico; Coco llegó al lugar y lloró amargamente la pérdida de su benefactor, quizás el más importante. Ningún otro ocupó su lugar por un tiempo prolongado. Estuvo mucho tiempo recluida en su departamento antes de superar un tanto su frustración por no haberse hecho con su fortuna.

El legado de Balsan y Capel la convirtieron en la gran dama de la moda, y además pretendida por muchos aristócratas, uno de ellos fue el Duque de Westminster del que rechazó una propuesta de matrimonio, pero no las sábanas. "Ha habido muchas duquesas de Westminster, Chanel hay una sola", fue su explicación.

Coco hablando de Salvador Dalí (el cual fue su amante "para fastidiar a Gala", según sus palabras):

"Siempre iba con Gala, esa sombra desagradable"
"Por favor, deja tus locuras en el armario" Le pedía cada vez que se veían. Salvador Dalí, fue el único pintor del que Coco poseió un cuadro. Unas espigas de trigo sobre fondo negro. Las espigas son el fetiche de la alta costura, y solo por eso ocupó una pared en la rue Cambon de París.

Paco Rabanne dijo de ella:
"La Chanel nos trataba tan mal a los hombres! ¿Como nos calificaba? ¡De pederastas!".

Ella tenía su forma de expresar el amor con su forma de vestir. Cuando salió con un amante del Polo, puso a las mujeres enfundadas en pantalones para montar a caballo. Antes mujeres y pantalones era impensable, ó cuando murió el único hombre del que estuvo realmente enamorada visitó a todas las mujeres de negro. "Le style ce moi" Decía siempre.

Coco marcó la pauta de la moda durante los locos años 20, pero ni siquiera su pasado como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, pudieron impedir que su reputación cayera por los suelos durante la Segunda, conflicto que la golpeó en todos sus frentes.

La caída de París en manos alemanas, la obligaron a cerrar sus tiendas en 1939, pero se relacionó obligadamente o voluntariamente a pesar de su supuesto antisemitismo con la dirigencia nazi, en especial, miembros SS.

Sus amoríos con miembros de la Gestapo tales como Walter Schellenberg y (Hans Gunther von Dincklage), este último es quien la llevó a vivir al hotel Ritz y de ahí, un exilio, en Suiza, durante 15 años.

Fue tachada de colaboracionista y se libró de ser rapada y humillada. Pasada la segunda guerra, Coco tuvo que cargar con la consecuencia de sus relaciones con los nazis.

Ella tenía una mentalidad bastante cerrada, en especial odiaba a los gays: "El invertido es enemigo de las mujeres, sin embargo, esta poseído por ella. Cuando la mujer es tonta, ve en él a un ser débil, divertido y poco peligroso; cuando es inteligente, tiene la sensación de que él la comprende y le presta atención. Dado que las mujeres aman la baba de los cumplidos y solo los pederastas son capaces de adular en exceso, son para ellos agua para su molino… Los invertidos siempre se postran a los pies de las mujeres: Mi belleza, mi dulzura, mi ángel, mi hechicera".

El 10 de enero de 1971, sola en su departamento ubicado en el hotel Ritz, con vista a la Place Vendome, y a los 87 años la vida de esa gran mujer se desvaneció entre la morfina. Pero la senda que señaló Coco Chanel permanece como un referente en muchos diseñadores actuales.

Frases celebres de la gran dama fueron:

"Lo hacen por el perverso placer que sienten al desnudarnos. Si no les gustan las mujeres que vistan a los hombres!"

"No existen mujeres feas, sólo mujeres que no saben arreglarse”

"Se triunfa con lo que se aprende"

"Una mujer tiene la edad que se merece"

"El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha."

“La moda se pasa de moda, el estilo jamás."

"El buen gusto estropea ciertos valores espirituales auténticos: como el propio gusto."

"Todo lo que es moda pasa de moda."

Y mi favorita en lo personal:

"Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres."

1 comentario:

Kishiria y Arcioprea dijo...

Wow, que dama tan inteligente y habil, es facil ser libertina, sacar provecho no...

mi frase favorita
"quier darle a las mujeres trajes que puedan usar durante muchos años, ese es el verdadero lujo"

y mi segunda frase:
"antes de la guerra las mujeres eran exhuberantes y majestuosas como los mascarones de proa de los barcos, ahora parecen mocitos desnutridos"